martes, diciembre 01, 2009

En Los Postreros Días...

La Palabra de Dios nos describe la condición de las personas en los últimos días. El objetivo no solamente es de alertarnos sino también dirigirnos hacia el Señor para que haiga una transformación de carácter en nosotros. En el siguiente estudio veremos cual es la condición que Dios espera de sus hijos y como podremos llegar a reflejar su carácter.

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita…éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. 2 Timoteo 3:1-8

El Señor Jesús nos advierto que esta sería la condición de la humanidad por falta de algo que solamente proviene de el.

y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mateo 24:12

Si recordemos el estudio de Mateo 24 sobre las señales del los últimos días, la razón por la cual seremos perseguidos es porque la maldad, el pecado hace que el amor desaparezca, que se enfrié. El amor es la característica principal para describir a Dios.

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 1 Juan 4:8

Cuando el amor se enfría también se enfrían todas las cualidades que son parte del carácter de Dios. El apóstol Pablo nos describe este principio.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Corintios 13:4-7

Resumiendo este principio de la manera mas básica, los dirijo al primer gran mandamiento.

…Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22:37-39

No es en vano que el Señor nos dice,

Si me amáis, guardad mis mandamientos. Juan 14:15

Entonces llegamos a la razón por la cual la condición del hombre es tan terrible. La falta de amor, es porque no se cumple la ley de Dios. Si no cumplimos la ley de Dios es porque no le amamos. Si no le amamos no podemos llegar a reflejar su carácter, nos encontramos enemistados con Dios. El senor vino a este mundo a reconciliarnos con Dios, a enseñarnos ese verdadero amor y a demostrarnos,

que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. Romanos 7:12

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; Salmos 19:7

Yo siempre he dicho, entre lo poco que ahora es eterno, esta Dios, su palabra, la ley y el amor.

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará…Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:8, 13

Solo cuando llegamos a entender que la ley de Dios está basada en su amor llegaremos a entender que es el amor y mayor aun cuanto amor tiene Dios hacia nosotros.

para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén. Efesios 3:17-21

¡EL SEÑOR VIENE PRONTO, AMEN, SI, VEN SEÑOR JESÚS!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada