lunes, enero 25, 2010

El Ángel De Jehová


Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos. Hebreos 1:1-4
¡Al Señor Jesús sea toda la honra y la gloria porque el es Dios y para siempre es su misericordia!
En la Biblia se le da distintos títulos a Jesús. Es impórtate reconocer que Jesús es Dios y los títulos no disminuyen su divinidad sino que ayudan a describir su obra. En el estudio anterior notamos que Jesús es: “Miguel vuestro príncipe”, “Miguel el gran príncipe” y “el arcángel Miguel” (Lea: Miguel Nuestro Príncipe).
En este estudio notaremos el titulo, “el ángel de Jehová”. Enfatizo una vez mas que Jesús no es un ser creado El y el Padre uno son. Jesús es nuestro Dios.


Empezamos viendo una historia muy conocida:
Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. Éxodo 3:1-6
Fue Jesús el que se le apareció a Moisés en medio de la zarza ardiendo en fuego. Notamos que se le refiera a Jesús como “el ángel de Jehová” puesto que él es el mensajero de Dios el Padre, siendo a la vez Dios. No cabe duda que “el ángel de Jehová” se refiere no a un ser creado sino a Dios mismo.
Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos; Hechos 7:38
He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. Malaquías 3:1, 2
Notemos que el “ángel del pacto” tiene las características de Jesús. En él está basado el pacto, el es el que esperamos. Solo sus escogidos podrán soportar su venida porque es fuego purificador. Ahora es como jabón que borra nuestros pecados y nos purifica.
He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él. Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren. Porque mi Ángel irá delante de tiÉxodo 23:20-23
Como vimos en el estudio anterior, el apóstol Juan nos declara que solo Jesús lleva el nombre del Padre. Solo Jesús es el que puede perdonar nuestra rebelión.
Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente…Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre...Y entrando Gedeón, preparó un cabrito, y panes sin levadura de un efa de harina; y puso la carne en un canastillo, y el caldo en una olla, y sacándolo se lo presentó debajo de aquella encina. Entonces el ángel de Dios le dijo: Toma la carne y los panes sin levadura, y ponlos sobre esta peña, y vierte el caldo. Y él lo hizo así. Y extendiendo el ángel de Jehová el báculo que tenía en su mano, tocó con la punta la carne y los panes sin levadura; y subió fuego de la peña, el cual consumió la carne y los panes sin levadura. Y el ángel de Jehová desapareció de su vista. Viendo entonces Gedeón que era el ángel de Jehová, dijo: Ah, Señor Jehová, que he visto al ángel de Jehová cara a cara. Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás. Jueces 6:12-23
Es interesante notar como el ángel de Jehová, Dios el hijo, era mensajero de Jehová durante todo este tiempo. Es por esto que Gedeón le ofreció un sacrificó en adoración y agradecimiento al ángel de Jehová quien los libraría. También es la razón por la cual Gedeón, y como veremos en los siguientes versos, Manoa tuvo temor de ver su rostro.
A esta mujer apareció el ángel de Jehová, y le dijo: He aquí que tú eres estéril, y nunca has tenido hijos; pero concebirás y darás a luz un hijo.Entonces Manoa dijo al ángel de Jehová: Te ruego nos permitas detenerte, y te prepararemos un cabrito. Y el ángel de Jehová respondió a Manoa: Aunque me detengas, no comeré de tu pan; mas si quieres hacer holocausto, ofrécelo a Jehová. Y no sabía Manoa que aquél fuese ángel de Jehová. Entonces dijo Manoa al ángel de Jehová: ¿Cuál es tu nombre, para que cuando se cumpla tu palabra te honremos? Y el ángel de Jehová respondió: ¿Por qué preguntas por mi nombre, que es admirable? Y Manoa tomó un cabrito y una ofrenda, y los ofreció sobre una peña a Jehová; y el ángel hizo milagro ante los ojos de Manoa y de su mujer. Porque aconteció que cuando la llama subía del altar hacia el cielo, el ángel de Jehová subió en la llama del altar ante los ojos de Manoa y de su mujer, los cuales se postraron en tierra. Y dijo Manoa a su mujer: Ciertamente moriremos, porque a Dios hemos visto. Jueces 13:3, 15-20, 22
Recordemos que Isaías le da a Jesús el nombre de Admirable (Isaías 9:6).
Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala. Zacarías 3:1, 2, 4
Es Jehová (el ángel de Jehová) el que dice “Jehová te reprenda”. Es decir Jehová el hijo le dice a Satanás, “Jehová te reprenda”. Son las mismas palabras que Jesús o Miguel pronuncia a Satanás cuando están discutiendo el cuerpo de Moisés (Judas 1:9).
Mas aun, es el ángel (Jehová el hijo) que le dice a Josué, “he quitado de ti tu pecado”, algo que solo Dios puede hacer.
Le dijo el Ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora y ponte sumisa bajo su mano. Le dijo también el Ángel de Jehová: Multiplicaré tanto tu descendencia, que por ser tanta no podrá ser contada…Entonces dio Agar a Jehová, que hablaba con ella, el nombre de: «Tú eres el Dios que me ve, porque dijo: ¿Acaso no he visto aquí al que me ve? Génesis 16:9-13
Vemos el intercambio que se hace ves tras vez entre el Ángel de Jehová y Jehová. Ambos son el mismo, Dios el hijo.
Otra historia clásica que revela a Jesús como Dios y como mensajero del Padre es la de Abraham e Isaac.
Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. Génesis 22:11-17
El ángel de Jehová es el que le hizo la promesa a Abraham, por su propio nombre le juro a Abraham, tal autoridad solo Dios puede asumir.
No se nos olvide que la palabra ángel significa mensajero. Por lo cual el mensaje de los tres ángeles es un mensaje que nosotros como mensajeros de Dios daremos al mundo.
El objetivo de todo esto es concluir que no hay un mejor mensajero de Dios que Jesús.
¡Por medio de El conocemos al Padre, por medio de El somos reconciliados con el Padre, por medio de el somos salvos! ¡Por medio de Jesús los muertos en el Señor serán resucitados incorruptibles, por medio El seremos transformados, por medio de El llegaremos al cielo! ¡Y todo solo por amor!
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Juan 14:3

¡EL SEÑOR VIENE PRONTO, AMEN, SI, VEN SEÑOR JESÚS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada